Blog sobre la historia y la evolución de las tradiciones valencianas

domingo, 21 de junio de 2015

La faixa del xiquet


 
 
 
 
La faixa del xiquet 



Buenas tardes, amigos:

Estoy muy ilusionada con este proyecto de la blogosfera, donde hablo de esa indumentaria valenciana que tanto me apasiona.

A los pocos días de hablar del torrentí, llegó a mis manos esta magnífica fotografía de mediados de los 50, con una historia muy especial que he corroborado con diferentes fotógrafos de prestigio.

En aquellos tiempos, no todos los ciudadanos podían hacerles trajes de valencianos a sus hijos; la economía no lo permitía. Sin embargo,  los estudios fotográficos, tenían a disposición de sus clientes: una peluquera y una costurera. Amén de varios trajes con los que engalanarlos para la ocasión.

Como es lógico, los retratos que incluían estos servicios, tenían un costo más elevado. Pero, ¿qué padres no trabajan hasta la extenuación para vestir a sus hijos en las Fallas? Y, ¡he aquí, el espléndido resultado!




Mª Amparo luce un traje de seda bordada muy primoroso. Tanto la largaria de la falda como el vuelo, son acertados. Lo mismo sucede con el peinado de raya al medio y ondas. Los topos son de un tamaño correcto y sin sobresalir en exceso; igual que la peineta. La nota de la época, la marca la lazada trasera estilo mariposa, sujeta en la espalda por alfileres, preferiblemente de cabeza blanca. No le falta ningún detalle: hasta lleva abanico. Es decir, va muy bien vestida; similar a los trajes que usan las FMV el día de su exaltación:


Ignacio va vestido con un hermoso torrentí  en raso verde, cuya chupa recuerda a la que posteriormente se utilizó durante la etapa del uniformismo. Algo similar sucede con el ancho de la faja. Además, porta barret, calcetines y espardeñes; bien atadas a la pantorrilla para que no se caiga la cinta. Como nota destacada, señalaremos la estampación floral de la faixa. Es obvio, que las faixas, en muchas ocasiones, eran mocadors o incluso trozos de tela, utilizados para tales menesteres. Algo que hemos visto a lo largo de la historia, gracias a los lienzos costumbristas valencianos. Por ejemplo, en El Mercado de la Lonja de la Seda de Valencia, que el pintor Bernardo Ferrándiz Badenes realizó en 1875. En un primer plano, aparece un valenciano reposando con faixa estampada afín a la de Ignacio: 
 
 
Como dato anecdótico en la pareja de valencianitos, subrayaremos que se aprecia que el dobladillo de la falda está arreglado para la altura de la niña. Algo similar, sucede con las mangas del niño (más anchas de lo habitual). Por  lo demás, fetén.

En la actualidad, las faixas de caballeros y niños, son lisas, rayadas y, ¿cómo no? Floreadas. Hay que tener en cuenta, que la documentación histórica a cerca de la indumentaria valenciana dieciochesca, es exigua.  Nuestros eruditos, comenzaron a  tratarla e incluso a investigar sobre ella, mayormente, pasados los 80:

 
No obstante, no debemos creer que solo vestían bien los acaudalados y los trabajadores que alquilaban por unas horas los atavíos para posados fotográficos. Os dejo algunas imágenes en las que, igualmente, los trajes son extraordinarios. Algo muy diferente sucedió en las décadas posteriores, donde se impuso la moda internacional sobre la tradicional y surgieron esos acoples minifalderos de los que ya hemos hablado y seguiremos haciéndolo. Os diré por experiencia propia, que la documentación histórica es escasa. Si bien, los grupos de baile, por lo general, han seguido la tradición.




Las estampas siguientes, muestran a una mamá que encargó para su hija, unas manteletas idénticas a las suyas:



Para curiosos como yo, diré que existe una cita de Fray Luis de León (siglo XVI), donde nombra como prenda imprescindible en la indumentaria española, una banda de más de dos metros de larga y anchura entre 25 – 35 centímetros de lana, algodón o seda, que se ajustan los hombres al torso. Calderón de la Barca (siglo XVII), cita textualmente: “Els homes con jo, s’han de cenyir amb la faixa”. A partir del siglo XVIII, se nombra la faixa como complemento del vestuario masculino valenciano. Detallándose que podía confeccionarse en telares especiales o en casa; para el trabajo solían ser de algodón en un solo color: negras, rojas, azules... Mientras que para mudar, se empleaban lanas finas o sedas estampadas formando espigas, rayas, pequeños rombos, flores...


Copia entrañable de mediados de los 50, donde dos falleras vestidas de valencianas, bailan. Todos los trajes femeninos de esta entrada son hermosos e incluso análogos al que llevaba Amparín, la protagonista de El Palleter.
 
 

 

Un abrazo muy fuete. Y, ¡hasta la próxima!

Marian

 
©Marian Genovés

Fuentes: La evolución de la indumentaria valenciana desde finales del siglo XVIII hasta nuestros días – primera parte. Llibret de la Falla del Mocador de Sagunto, 2008. Por Marian Genovés.

Las imágenes que aparecen, están cedidas de colecciones particulares, de nuestras amigas Mª Amparo Caña y Amparo Vilar.  Junto a otras tomadas de la red.

Redacción, Anna Genovés

© El arte de la costura - Marian Genovés, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena